El cantante Joaquín Sabina, de 71 años, ya se encuentra en su domicilio tras haber recibido el alta hospitalaria, después de diez días ingresado. Sabina abandonó la Ruber Internacional esta mañana y lo hizo con su inseparable cigarrillo de mentira que le sirve para aplacar la ansiedad.

El cantante onubense fue ayudado a la hora de subir al vehículo que le llevaría a su casa, pero luego saludó cariñosamente a los fotógrafos que esperaban a la puerta del centro sanitario y, ciertamente, su aspecto era muy bueno.

Artículo relacionado

Joaquín Sabina
Gtres

Ahora, Joaquín Sabina tendrá que guardar reposo y seguir con su recuperación en su domicilio. No hay que olvidar que el cantante tuvo que ser intervenido de urgencia de un pequeño derrame en la cabeza que hizo temer lo peor. Afortunadamente, cinco días después, Sabina salió de la UCI y su evolución ha sido favorable hasta que ha recibido el alta.

Durante los días que ha permanecido ingresado, Joaquín Sabina ha estado acompañado de sus hijas y de su buen amigo Joan Manuel Serrat.

Joaquín Sabina sufrió una tremenda caída durante un concierto en el WiZink Center de Madrid. Según explicó, los focos le cegaron y cayó desde el escenario al foso, dándose un descomunal golpe que lo llevó directo al hospital. Horas después, fue intervenido de urgencia. Por suerte, el hematoma estaba bien localizado y la operación quirúsgica transcurrió sin complicaciones.

Joaquín Sabina
Gtres