El cantante Joaquín Sabina, de 69 años, ha sido hospitalizado hoy sábado por la mañana en la clínica Ruber Internacional aquejado de un trombo en una pierna, motivo por el cual se ha visto obligado a suspender el concierto que tenía previsto esta noche en A Coruña y, muy posiblemente, suceda lo mismo con los dos conciertos programados en La Laguna, Tenerife (28 de abril) y Palma de Mallorca (30 de abril).

Según fuentes de su entorno, Sabina "se encuentra bien" y su estado de salud no es grave, pero le han recomendado reposo durante, al menos, diez días. El parte médico señala que padece "trombosis venosa aguda" y que le serán realizadas nuevas pruebas el próximo lunes.

Artículo relacionado

No han sido estos los únicos conciertos que han tenido que ser suspendidos en los últimos meses. Ya el pasado mes de febrero, Sabina canceló dos actuaciones que tenía previstas en México también por motivos de salud.

Los organizadores del concierto de A Coruña ya buscan una nueva fecha, que será anunciada en los próximos días, para que sus seguidores gallegos puedan disfrutar del espectáculo de Joaquín Sabina –servirán las mismas entradas–, aunque está disponible la posibilidad de devolver las entradas para aquellos que no puedan asistir en la nueva fecha.

El estado de salud de Joaquín Sabina ya le ha proporcionado varios sustos. En agosto del año 2000 sufrió un infarto cerebral que no le dejó secuelas, pero que le sumió en una profunda depresión que le duró varios años. Dejó de consumir ciertas sustancias y dejó el tabaco. En 2010 sufrió una caída doméstica y ese mismo año, problemas intestinales le obligaron a cancelar tres conciertos en EE UU: Nueva York, Miami y Los Ángeles.