Elegante, simpática, educada... siempre nos quedamos cortos con los adjetivos para calificar a Isabel Preysler, que con su sola presencia es capaz de eclipsar a quien esté a su lado. Da igual que su acompañante sea todo un premio Nobel de Literatura y el auténtico protagonista de la velada celebrada en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, el Festival Eñe, esto es, Mario Vargas Llosa, quien parece ya estar resignado a que sea su pareja la que acapare la atención de los medios.

Isabel lució un conjunto de pantalón y jersey de punto azul bebé, con aplicaciones en pedrería de flores, que complementó con un abrigo de color blanco, a juego con la tonalidad de la corbata de Mario. Isabel es la perfección personificada en este tipo de detalles.

A la salida del acto, Isabel respondió a varias preguntas, entre ellas las que tiene que ver con sus hijas Tamara y Ana. De la menor de ellas, Ana Boyer, embarazada de su segundo hijo, Isabel no quiso revelar si ya han decidido el nombre del pequeñín: "Están así, así, entre varios nombres", y, cómo no, de Tamara, Isabel se mostró orgullosísima. "Llevará muy bien el título de marquesa".

¿Quieres saber que más cosas dijo Isabel? Dale al play.