Isabel Pantoja ya puede disfrutar del tercer grado, el régimen de semilibertad que tantos meses llevaba esperando y que le ha sido concedido. La cantante acudió hoy domingo a la cárcel de Alcalá de Guadaíra, pues el permiso penitenciario que disfrutaba expiraba hoy a mediodía. Pantoja llegó al centro sobre las 11 de la mañana y, tras cumplir con los requisitos necesarios, volvió a salir, pero ya con el tercer grado bajo el brazo.

Artículo relacionado

Artículo relacionado

Isabel salió con la cara seria, pero al subir al coche esbozó una sonrisa y lanzó un besó a sus fans que, tras la verja, esperaban su salida.

Isabel Pantoja

Isabel Pantoja sonríe y envía un beso a sus fans al salir de la cárcel

La cantante tendrá que ir a dormir a prisión de lunes a jueves, mientras que de viernes a domingo podrá disfrutar del nuevo régimen de libertad condicional. Eso significa que podrá pasar las navidades en casa -salvo la noche del 24, que cae en jueves-, en compañía de los suyos.

Había dudas de si, finalmente, Isabel Pantoja podría pasar en Cantora estas fechas tan señaladas. Se había comentado que la reunión de la Junta de Tratamiento de la cárcel de Alcalá de Guadaíra, celebrada el pasado jueves, en la que se tenía que evaluar la concesión o no del tercer grado de la cantante, no podría tocar este tema al no estar ella físicamente dentro de la cárcel. Esto se desmintió y, como se ha podido ver, la Junta de Tratamiento dio el visto bueno y, posteriormente, lo ha corroborado Instituciones Penitenciarias.