María Teresa Campos está viviendo unas semanas muy complicadas. La veterana presentadora de televisión se ha visto en el centro de todas las polémicas debido a su plantón a Hormigas Blancas, que incluso la llevó a cargar duramente contra La Fábrica de la Tele durante su paso por el plató de El show de Bertín en Canal Sur.

Artículo relacionado

“Si vas para una cosa que es un homenaje a esa persona y te meten en una cosa que es lo que les venden a ellos…”, afirmaba la presentadora en referencia a la defensa que hizo de Rocío Carrasco en el programa dedicado a Rocío Jurado. Esto derivó en un enfrentamiento público con Antonio David Flores que ha llenado horas y horas en Telecinco y que ha terminado salpicando a toda su familia.

Eso sí, María Teresa Campos intentó matizar posteriormente sus palabras. “No me quejo de los compañeros porque sé que ellos han inventado una forma de hacer televisión que tiene mucho éxito y en momentos difíciles la gente se lo pasa bien con esas cosas”, afirmaba.

Artículo relacionado

Un nuevo enfrentamiento público contra la productora de Sálvame tras el que ha intentado apagar todos los fuegos con una estrategia muy estudiada. María Teresa ha decidido invitar a su casa a comer a Kiko Hernández y Belén Ro, con quien la familia parece haber recuperado la relación: ¿Habrán hablado de sus polémicas? ¡Dale al play para ver su llegada!