La infanta Elena ha denunciado ante la policía lo ocurrido en su casa del madrileño barrio del Niño Jesús. Un suceso de lo más desagradable puesto que se trata de un robo. Por suerte, la entrada de los ladrones se produjo cuando ella no estaba presente.

Artículo relacionado

Este barrio, ubicado muy cerca del Retiro y del barrio de Salamanca, es una de las zonas más tranquilas, y, de hecho, los índices de criminalidad en el distrito postal son de los más bajos de la ciudad. Aún así, la infanta no se ha librado de las mafias de asaltadores de casas que, en esta ocasión, no se han llevado objetos de gran valor.

Los delincuentes aún no han sido detenidos por la policía y se desconoce si sabían a quién estaban sustrayendo sus objetos personales. De la casa, lo único que les llamó la atención fueron las bicicletas de la familia, pues es lo único que Elena de Borbón ha hecho constar en la denuncia interpuesta en una comisaría del barrio.

Como decíamos, afortunadamente para todos, ninguno de los habitantes se encontraba en casa cuando tuvo lugar la entrada de los cacos. Froilán estudia en el extranjero, mientras que su hermana, que también ha cursado estudios fuera, ahora se aplica en la misma ciudad que la vio nacer.