Iker Casillas sigue trabajando día a día en su recuperación después de que el pasado 1 de mayo sufriera un fuerte infarto mientras entrenaba con el F.C Oporto. Mucho ha cambiado la vida del deportista desde aquel entonces, que vio como su carrera se frenaba de golpe de la peor manera posible.

Afortunadamente la recuperación va dando sus frutos y si hace unos días hablaba de "progresos" con una instantánea en la que aparecía corriendo sobre una cita, esa evolución ha llegado en forma de botas de fútbol. Este lunes, el deportista se enfrentaba a una experiencia que lo ha sido todo a lo largo de su vida y es que era la primera vez en seis meses que se calzaba unas botas de fútbol.

"Seis meses y tres días que estabais en la taquilla" ha escrito Casillas en sus redes sociales junto a una imagen de sus botas manchadas de césped. Sin duda, un paso muy importante y significativo para volver a colocarse bajo los palos. Mientras ese día llega, Iker sigue relacionado al club portugués. Actualmente tiene un puesto administrativo, en el que ejerce de enlace entre los jugadores, el entrenador y la Junta Directiva.

Por otro lado, el futbolista está plenamente volcado en el cuidado de su familia y, junto a Sara Carbonero, no se cansan de mostrar el optimismo y fuerza con el que hay que enfrentarse a los obstáculos que en este caso les ha puesto la vida.

Iker Casillas