La vida de Iker Casillas está siendo una montaña rusa tanto en el plano sentimental como profesional. Tras sufrir un infarto de miocardio el pasado 1 de mayo durante un entrenamiento con el Fútbol Club Oportoy tras ser operado, el guardameta (muy a su pesar) ha hecho lo correcto: ha decidido colgar los guantes y alejarse de su portería, por el bien de su salud.

El de Móstoles ha querido compartir con todos sus seguidores una profunda reflexión tras enfrentarse a este revés con el que le ha sorprendido la vida: "Ese momento de reflexión. Ese lugar que te atrapa y te impide moverte. Solamente observas el horizonte e imaginas cosas... ¡Fantásticas que llegarán!", ha escrito en su cuenta de Instagram.

iker casillas instagram

A pesar de este duro golpe, siempre se ha mantenido optimista en cada aparición pública. El pasado 15 de julio confesó su retirada oficial del mundo del fútbol... ¡Pero solo del terreno de juego!

Casillas ha aceptado un nuevo reto: un puesto en la directiva del equipo portugués. Es decir, ejercerá de enlace entre el entrenador, los jugadores y la Junta.

"Puedo con ellos. Podemos con ello", ha escrito también en su Twitter. ¿Por qué lo ha puesto en plural? Bien, cabe recordar que Sara Carbonero también ha hecho frente a una enfermedad: ¡un tumor maligno en el ovario!

Tras ser intervenida quirúrgicamente, la periodista estuvo unos días ingresada para evitar sustos innecesarios.

La pareja, a pesar de estar viviendo uno de los momentos mas difíciles de su vida, se encuentra haciendo vida normal en la ciudad lusa junto a sus dos hijos, Martín y Lucas: ¡y cargados de nuevos proyectos!