El 31 de agosto de 1997, el Túnel de l'Alma, en la margen norte del río Sena, en París, se convirtió en el fatídico escenario donde Diana de Gales encontró el fin de su vida, junto a su pareja Dodi Al-Fayed. En el 19 aniversario de su muerte, su espíritu sigue más vivo que nunca en sus hijos y, sobre todo, en quien hubiera sido su nuera, Kate Middleton.

Desde que su vida quedó vinculada a la casa real británica con su compromiso con el príncipe Guillermo, Kate no ha parado de protagonizar momentos, sobre todo estéticos, de homenaje a Lady Di. Desde su anillo de pedida, compuesto por un espectacular zafiro y catorce pequeños diamantes, era el mismo que el de la princesa de corazones. Hasta el vestido azul de lunares suizos, que lució la duquesa de Cambridge tras dar a luz a su hijo George, recordaba al que llevaba Diana en la presentación de su hijo Guillermo al mundo. Hacemos un repaso de los ejemplos más claros de estos momentos de homenaje e inspiración que le ha dedicado la duquesa a la madre de su marido.