En enero nos sorprendía la falsa noticia de su fallecimiento. Información que ella misma desmentía con mucho humor. "Llevo recibiendo llamadas desde las 9 de la mañana y la pera ha sido cuando me ha llamado TVE para preguntarme si estaba viva", contaba Massiel a Chance. Aquello quedó en simple anécdota, pero en marzo la mala suerte se cebaba con saña cuando su casa de Segovia ardía y dejaba su estructura muy dañada. De nuevo, ha salido su carácter optimista y ha confesado a La Otra Crónica que, por suerte, no había tenido que lamentar ninguna drama familiar ni ninguna pérdida material importante: "Todos están vivos, todos están bien y el seguro se hace cargo de todo".

Artículo relacionado

Sin embargo, lo que no tiene solución es el problema de salud que padece. La cantante y actriz ha revelado que sufre "degeneración macular", un problema situado en el centro de la retina que va deteriorando paulatinamente la visión y que "no se puede tratar". A Massiel le diagnosticaron este problema hace seis años y, cuando en 2012 estaba en el Teatro Español de Madrid con el musical 'Follies', comenzó a tener los primeros problemas. "Tenía que ir con una bombilla", ha afirmado la de 'La la la'. Sobre esta afección asegura que "es una bomba de relojería y no se sabe nunca cómo puede evolucionar". A pesar de todo, el ánimo no la abandona y se lo toma con resignación y con mucho humor: "Soy la tuerta más famosa después de la princesa de Éboli".