Gloria Camila Ortega también ha sucumbido al juego de las preguntas de Instagram, en el que sus fans la han bombardeado con las cuestiones más variopintas, desde cuánto pesa, a qué estudia, pasando por el nombre que le pondrá a sus futuros hijos. Pero ha habido una que, aparentemente, era de lo más sencilla pero que ha revelado la respuesta más íntima y personal de la joven. Ha hablado de cuando realmente fue feliz.

Artículo relacionado

“¿Volverías al pasado o preferirías ir al fututo?”, le dijo un seguidor, “al pasado, cuando era realmente feliz”. ¿El motivo? “estaba mi mami”. Gloria se desprendía de su coraza y nos mostraba a una niña que sigue echando de menos, cada día que pasa, a esa mujer que se marchó demasiado pronto, dejando a unos dos pequeños completamente rotos y desubicados. Cuando Rocío Jurado murió, hace 12 años, Gloria solo tenía 11 años y José Fernando 13. Siempre han tenido a su padre que, para ellos, ha sido su principal apoyo en todo este tiempo, pero fue durísimo para los entonces menores aceptar que se habían quedado sin madre cuando tanto la necesitaban, al comienzo de una de las épocas de mayor cambio y más dudas, la adolescencia.

Tal y como Gloria deja entrever, cambiaría su vida actual por unos segundos de vuelta a los brazos de su madre. Volvería a los juegos con su sobrina Ro, a los cantos de su madre por toda la casa y a tener una hermana mayor. Volvería al momento en el que no había problemas ni una enfermedad a punto de arrebatárselo todo. Volvería a la verdadera felicidad.

entrevista instagram gloria camila