Irene Junquera ha sido la última expulsada de GH VIP 7. Desde la primera semana ha estado en el punto de mira de sus compañeros, que la han nominado en repetidas ocasiones. Todas ellas se ha salvado de la expulsión, pero Adara es un peso pesado en el concurso y la audiencia se ha puesto en su contra.

Artículo relacionado

Durante la semana semana, se batió en duelo con Anabel Pantoja y salió victoriosa, pero esta semana no ha podido ser. 76,2% de los votos eran para Irene mientras que solo el 23,8% quería que la expulsada fuera Adara.


“Enhorabuena. Conoce a los chicos, ábrete un poquito más”, ha aconsejado Irene a Adara antes de marcharse. Cuando la ex de Pol Badía llegó a la casa directa de la sala de expulsiones se encontró con sus compañeros. "Estoy muy contento. No quepo en mí", contó Cejas con ironía al verla. Alba, su mejor amiga dentro del concurso solo supo decir: “una posibilidad había”.