Como jefa de la casa Mila Ximénez tenía el poder del intercambio en las nominaciones y decidió sacar a Antonio David de la lista e incluir a Gianmarco. Su decisión la ha conocido la casa durante el debate de Gran Hermano, y se ha liado parda.

Artículo relacionado

Y es que Alba, gran amiga de Mila en Guadalix, o eso parecía, ha explotado al enterarse de que la colaboradora no la ha salvado de su tercera nominación. "A Alba la veo fuerte", ha explicado Mila, y a la ex de Feliciano le ha sentado fatal. "Me he salvado dos veces 'in extremis', cuando por fin estoy fuerte lo justo hubiera sido que me hubieran dejado respirar esta semana", ha dicho Alba muy enfadada y sin ocultar su dolor.

Sus palabras han desembocado en una fuerte discusión en la que Alba incluso ha acercado posturas con Adara, del otro grupo. "Ya que había cogido fuerzas me habéis vuelto a sumergir. Ahí le doy la razón a Adara... Estoy harta de que mi grupo dé por hecho que yo soy fuerte", ha gritado Alba muy alterada.

Mila le ha recordado a Alba que ella ha defendido siempre que si tenía la posibilidad de salvar a Antonio David "lo haría". "Voy a cuidar el que necesita estar más en la casa", ha dicho la colaboradora de Sálvame. A lo que Alba ha respondido: "Claro, como yo no voy hablándole de mi situación personal...". "Qué golpe más bajo, Alba", ha zanjado Mila.