La muerte en pleno día de Navidad y a los 52 años del cantante George Michael dejaba al mundo impactado. Ahora, la noticia de que continúe su cuerpo en la morgue un mes y medio después de fallecer lo que llena es de consternación a la familia. A la espera de que lleguen los resultados de las pruebas que determinen la muerte del artista, el forense sigue sin entregar su cuerpo a la familia. El fallecimiento del cantante sigue siendo un misterio y todo el proceso tras su muerte nos resulta terriblemente familiar.

Artículo relacionado

Aunque la familia de George Michael no se está entrometiendo en la investigación, la situación nos recuerda a un tema de 'casa' cercano en el tiempo: el cuerpo de Cristina Ortiz 'La Veneno' era incinerado sin el consentimiento de parte de su familia el 22 de diciembre, casi un mes y medio después de fallecer.

En el caso del cantante británico, sus más allegados se encuentra ya organizando la ceremonia de la que será su más sentida y emotiva despedida, pero sin el cuerpo. La idea de la familia es enterrarle junto a su madre Lesly, fallecida hace años de cáncer, en el cementerio de Highgate y con la ropa que vistió en su último concierto. El primo de Michael, Andros Georgiou, que ejerce de portavoz de la familia, ha confirmado que la expareja del artista, Fadi Fawaz, está vetado al funeral y advierte que, si decide presentarse, "se armará la gorda".