La exalcaldesa de Valencia, miembros del Senado y uno de los referentes del PP, Rita Barberá, ha fallecido esta mañana a los 68 años en el hotel Villa Real de Madrid a causa de un infarto. A las siete de la mañana, los empleados del hotel en el que estaba alojada dieron el aviso a los servicios de urgencias de que la política se encontraba en parada cardiorespiratoria. A pesar de lo rápido que se reaccionó y de los 30 minutos de maniobras de reanimación que se le practicaron, no pudo recobrarse del infarto y los médicos confirmaban su muerte.

Rita Barberá, que recientemente había sido expulsada del PP y formaba parte del grupo Mixto en el Senado, se encontraba en la capital, donde esta semana declaraba ante el Supremo por un presunto delito de blanqueo. La exalcaldesa de Valencia ayer tendría que haber acudido al Senado, pero había comunicado que no se encontraba bien y decidió quedarse en el hotel con su hermana y su sobrino.