María Dolores Pradera, una de las voces más especiales de nuestra música, ha fallecido en Madrid el lunes 28 de mayo, tal y como han confirmado al diario El País fuentes familiares.

Artículo relacionado

La artista, que obtuvo un reconocimiento mundial, fue en Latinoamérica donde obtuvo una gran fama. Sus rancheras fueron escuchadas y tarareadas por todos, aunque su repertorio también incluía fados, coplas y canciones españolas de siempre.

La artista ha fallecido en su ciudad, pese a que pasó los 70 años de su carrera viajando de un lado a otro, siempre envuelta en sus chales, de donde únicamente sobresalían sus expresivas manos con las que narraba cada una de las historias que emocionaban a la audiencia.

Además de cantante, conviene no olvidarnos de su faceta de intérprete, tal y como ha destacado su amiga y productora Rosa León, quien, tras saber la noticia de su muerte, ha expresado que se había marchado “una grandísima cantante y una magnífica actriz, que llevó una vida maravillosa. Era listísima y tenía un sentido del humor que la llevaba a reírse de las cosas más solemnes, como eso de que la llamaran la gran señora de la canción", recoge El País.