Marie Fredriksson, la cantante sueca de la banda Roxette, ha fallecido tras una larga y dura batalla contra el cáncer a los 61 años dejando desolada a toda una nostálgica generación que vibraron con su música. "Con gran tristeza tenemos que anunciar que uno de nuestros artistas más grandes y queridos se ha ido. Marie Fredriksson murió la mañana del 9 de diciembre", ha comunicado el medio sueco 'Expressen.se'. Su compañero de banda, Per Gessle, ha lamentado la noticia públicamente: "Todo mi amor por ti y tu familia".

Artículo relacionado

Marie Fredriksson, que estaba casada y era madre de dos hijos, de 26 y 23 años, llevaba mucho tiempo peleando. Fue diagnosticada en 2002 de un tumor cerebral del que logró recuperarse pero la enfermedad volvió a aparecer. Desde entonces ha convivido con las durísimas consecuencias físicas del tratamiento de su enfermedad, devastadoras para ella, como la pérdida de visión de uno de sus ojos, o problemas de memoria.

Roxette es uno de los dúos musicales más famosos de la música, con más de 70 millones de discos vendidos y dejando temas tan populares como 'It Must Have been Love'. Hace apenas unos meses, la cantante publicó su trágica autobiografía, un texto de lucha y superación que se ha convertido en el mayor regalo que, además de su música, dejará a sus fans.