Eva González ha puesto fin al confinamiento que la tuvo recluida en su pueblo, Mairena del Alcor, en Sevilla, junto a su marido, Cayetano Rivera, y el hijo de ambos, el pequeño Cayetano, de dos años.

Como muchos españoles, Eva regresa al trabajo, en su caso, presentar 'La Voz', cuyas grabaciones quedaron suspendidas a causa de la crisis sanitaria, motivo por el cual ha abandonado su obligado encierro y ha regresado a Madrid.

"Estamos todos muy bien, gracias", respondió Eva cuando se le preguntó por su familia. No aclaró si 'La Voz' se grabará con público o no, aunque sí especificó que "se hará todo con las obligadas medidas sanitarias". Y es que el temor a cualquier pequeño rebrote de los contagios tiene que tenernos a todos alerta con ese tipo de medidas: mascarilla, lavado frecuente de manos y, en su defecto, gel hidroalcohólico.

Artículo relacionado