Japón ha amanecido este viernes con una triste noticia. La emperatriz emérita, Michiko, ha sido diagnosticada de cáncer y tendrá que pasar por quirófano.

Artículo relacionado

Se trata de un cáncer en la mama izquierda y las buenas noticias son que parece estar en un estadio temprano con lo que, primero, la emperatriz de 84 años tendrá que ser operada para valorar su estado, lo habitual en este tipo de casos.

La noticia la ha dado a conocer la Casa Imperial japonesa, que ha explicado que la madre del emperador Naruhito conoció que padece cáncer de mama tras someterse a unas pruebas médicas rutinarias en un Hospital de Tokio.

Michiko emperatriz japonesa
Gtres

Aunque no han precisado la fecha exacta en la que Michiko será intervenida, y la espera podría extenderse hasta comienzos de septiembre. Será la segunda vez que la emperatriz emérita nipona sea operada este año, la primera vez fue por un problema de salud menor, en concreto cataratas.