Las vueltas que da la vida.Emma García, curtida en mil batallas, ha desvelado uno de los secretos mejor guardados de su vida anterior, gracias al cual ya sabemos cómo es capaz de mantener la calma incluso cuando las cosas se ponen muy feas en el plató de 'Viva la vida'.

Emma García estudió periodismo y como todos los aspirantes a trabajar en esta bendita –y muy vilipendiada– profesión, ella también tenía un sueño: ser reportera de guerra. ¿Quién no ha visto 'Los gritos del silencio' y ha querido ser Syd Schanberg?

Artículo relacionado

Para Emma, muy echada 'palante' ella, querer vivir en carnes propias un conflicto bélico –e informar sobre ello– le llevó a viajar dos veces a Bosnia mientras estudiaba la carrera.

La futura periodista se fotografió sobre uno de los tanques blancos de la ONU, lo cual no deja de impresionar, no solo a sus seguidores, sino también a sus compañeros si es que acaso pensaron alguna vez que Emma solo sabía hacer periodismo de salón.

"Sí soy yo. Estudiante universitaria cumpliendo mi sueño de “reportera de guerra”. Dos veces fui a Bosnia... luego la vida me llevó por otros terrenos y me hizo correr otros riesgos😂😂😂😂", escribe Emma, que, con su retranca vasca, reconoce también que estar en un plató como el de 'Viva la vida' entraña también una dificultad que no se la desearíamos ni a nuestro mayor enemigo. Y es que batallar con los Avilés, los Arrabal o las Ylenias también tiene su miga.

Emma García
Instagram