Han sido unos meses muy felices y, a la vez, durísimos. Elena Tablada se encontraba con la peor polémica en la que se ha visto involucrada junto mientras terminaba los preparativos para su boda. La diseñadora daba el 'sí, quiero' a Javier Ungría en plena tormenta mediática. Su enfrentamiento con Rosanna Zanetti destapaba la complicada relación que mantiene con el padre de su hija, David Bisbal. Con todo, parece que, poco a poco, han ido calmándose las aguas...

Artículo relacionado

Primera gran celebración después de la boda. Elena Tablada cumplía 38 años en un momento algo agridulce. La diseñadora se encuentra muy feliz después de su boda de Javier Ungría, aunque la batalla que ha mantenido con David Bisbal ha empeñado lo que debería haber sido un auténtico broche de oro. Una fotografía de su hija Ella junto a Rosanna Zanetti destapaba una guerra que no ha hecho más que encrudecerse a lo largo de los meses.

Cruces de acusaciones, desencuentros y amenazadas legales que coincidían con los preparativos de la boda. Algo que, sin duda, debe haber hecho que tanto Tablada como Bisbal reflexionen. La diseñadora ha decidido enterrar el hacha de guerra con el padre de su hija y volver al buen entendimiento del que siempre habían presumido. Y nada mejor que el primer cumpleaños de casada para celebrarlo. Junto a un todavía convaleciente Javier, la diseñadora agradecía las muestras de cariño y afrontaba un año que, seguro, será más tranquilo que el anterior.