Francisco Rocasolano, de 98 años, abuelo materno de la reina Letizia fue hospitalizado ayer en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca, tras haberse sentido indispuesto. Al parecer, Francisco Rocasolano padecía ciertos problemas respiratorios por lo que hizo conveniente su ingreso para ser sometido a varias pruebas médicas. El abuelo de doña Letizia se encontraba descansando en una finca de Puerto de Béjar, en Salamanca. 

Nada más conocer la noticia, la hija de Francisco, Paloma Rocasolano -madre de la reina- viajó a Salamanca para estar junto a su padre en estos momentos.

Francisco Rocasolano se hizo muy popular cuando se hizo público el compromiso matrimonial de su nieta Letizia con el entonces príncipe de Asturias, Felipe de Borbón. Taxista jubilado, siempre atendió a los periodistas con una educación exquisita y una cercanía propia de la gente humilde. Esperamos y le deseamos una muy pronta recuperación.