La casa de Alba está más dividida que nunca y afronta una lucha de poderes cainita entre Cayetano Martínez de Irujo y sus hermanos. El conde de Salvatierra ha denunciado que desde que murió su madre se ha visto desplazado y apartado en los negocios familiares. Aunque ha señalado a sus tres hermanos mayores, a quien realmente ha responsabilizado ha sido al duque de Alba, que ahora le responde con una frase cargada de menosprecio.

"Una vez que murió mi madre, me quitaron de todo a 1 de enero y tuve que salir de Palacio, lógicamente. Yo pensé que iba a seguir trabajando con mi hermano", han sido algunas de las explosivas declaraciones del dolido duque de Arjona El Mundo.

Artículo relacionado

La reacción de Carlos Fitz-James Stuart, como principal aludido no se han hecho esperar. El aristócrata era sorprendido a su llegada a Madrid en AVE y afrontaba la cuestión de manera tajante.

Si bien admitía que no había hablado con su hermano pequeño, también expresaba que no tiene "nada que solucionar" con Cayetano. El golpe bajo se lo ha dedicado al declarar que su confesión airada tampoco le ha sorprendido, "porque él es como es y no hay que hacer caso". Finalmente, ha respondido que lo que ha dicho "no es verdad", desmintiendo su versión.