Desgarrador testimonio

El drama de Nicol Hartman (MYHYV) tras abortar: "Peso 43 kilos. La ruptura me ha costado la salud"

La extronista se abre en canal para contar a sus seguidores el infierno que ha vivido durante la ruptura con su novio y la interrupción de su embarazdo

1 / 8

1 / 8

Nicol Hartman. Desgarradora historia

2 / 8

Nicol Hartman 04. Embarazada

3 / 8

Nicol Hartman 08. Guardando pruebas

4 / 8

Nicol Hartman 02. Una difícil decisión

5 / 8

Nicol Hartman 03. "Me has fallado"

6 / 8

Nicol Hartman 06. Muchas complicaciones

7 / 8

Nicol Hartman 05. Al límite

Más Sobre...

Mujeres y Hombres y Viceversa Famosas embarazadas Redes sociales famosos Rupturas de famosos

Actualizado a

Rota y con lágrimas en los ojos, Nicol Hartman ha esperado el tiempo suficiente para sentirse con fuerzas y contar la desgarradora experiencia que ha vivido estas últimas semanas. La extronista rompía recientemente con su novio. La intimidad de su habitación ha sido el lugar elegido donde abrirse a sus seguidores de Instagram.

Nicol ha confesado que tuvo que interrumpir su embarazo en la “semana diez y cuatro días” tras muchas complicaciones. Unas durísimas circunstancias en las que ha remarcado que solo ha contado con la ayuda de su madre, pues su ya expareja se habría “desentendido de todo”.

Relacionado con esta noticia

La voz quebrada por la emoción solo se hacía más firme cuando ha cargado duramente contra su exnovio, sobre el que ha sugerido que no solo le habría sido desleal sino que le habría hecho algo tan insoportable como luz de gas y habría intentado por todos los medios ocultar su embarazo. “Has dejado a una mujer sola y embarazada. Has intentado por todos los medios ocultar mi embarazo, sobre todo a tu familia, y me has dejado por loca, humillándome". "Me has estado engañando siempre, pero te escudabas en los celos. Sabía que pasaban cosas y tenía razón en todo”, ha apostillado.

Se siente humillada

Nicol descubrió que estaba embarazada después de que “el 11 de mayo que vine a Madrid a por mi coche”, empezó a notarse “rara”. “Sospechaba que podía estar embarazada, me hice un test y me salió positivo”. Al comunicárselo entre lágrimas a su ‘ex’, no obtuvo la respuesta que habría deseado. Él nunca tuvo la intención de tenerlo y, aunque en un principio ella estaba de acuerdo con él, los cambios que experimentó rápidamente su cuerpo hizo que empezara a plantearse seguir adelante con la gestación. “No me rayes, por favor” fue su respuesta a la decisión de tener el bebé. “La decisión realmente era mía, porque iba a ser mío para toda la vida, y yo me sentía suficientemente independiente para sacar a mi hijo adelante y más teniendo en casa un buen ejemplo: mi madre, que me crió sola sin ayuda de nadie y a su lado no me ha faltado nunca de nada”, razonaba la extronista.

Sin embargo, el vacío y la soledad que le ha producido la actitud de su expareja han hecho que vuelva a romperse al manifestar todo su dolor: “Entiendo que hayas querido escapar y que te haya venido grande la situación, pero tú merecías estar a mi lado, tú merecías cuidarme, respetarme y no humillarme como lo estabas haciendo. Confié en ti como en nadie y me has fallado. Encima eres capaz de llamarme loca con todo lo que me has hecho”.

Un embarazo de riesgo que tuvo que interrumpir

Mientras ella lidiaba con las “muchas complicaciones” que se estaban manifestando en su estado, su expareja estaría “saliendo de fiesta y en la playa”. Las lágrimas asomaban por sus ojos en el episodio más duro de estas semanas: “Me hicieron análisis y los resultados mostraban que el embrión era demasiado pequeño para el tiempo que tenía y que no se apreciaba el ritmo cardiaco. Tuve que abortar, pero no porque quisiera. No lo he querido decir antes, porque hasta los tres meses pueden pasar muchas cosas y no quería adelantarme, por si acaso”.

Después de salir de la clínica, Nicol no ha vuelto a saber nada de él y ha revelado: "Me bloqueó en redes, empezó a seguir a niñas y a salir de fiesta".

Sus propias palabras se volvían insoportables y Nicol ha estallado: “Lo que me importa es quererle tanto y haber aguantado tanto sola, en casa, vomitando sin poder comer, adelgazando… ¡Que peso 43 kilos! ¡Que me ha costado la salud! (…) Es que me siento imbécil. No entiendo cómo una persona puede dejar a otra sola en estas circunstancias y dejándome mal cuando he estado pasándolo mal, y que hasta el día de hoy no como”. Finalmente, se ha recompuesto y con rotundidad le ha lanzado una advertencia: "Tranquilo que la vida te lo devolverá todo”.

Noticias relacionadas

Te puede interesar...

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?