Ayer fue una tarde esas en las que David Bustamante recoge a su hija de clases, la lleva a casa y juntos pasan la tarde más mágica de todas. Los planes divertidos nunca se acaban entre ellos; y cuando no toca hípica, toca sesión de selfies en el salón, o, como hicieron ayer, ¡tarde de bailes!

Artículo relacionado

Padre e hija, coreografiados por Poty, que es un gran amigo de la familia, se entregaron al noble arte de la danza, ejecutando cada paso que este les marcaba. Al son de ‘Un mundo ideal’, la canción que el propio David cantó con Gisela en su edición de OT, la niña y el adulto protagonizaron un precioso baile, que empañó los ojos de muchos al ver la tierna relación que Bustamante tiene con “su chica favorita”, como ha dicho de Daniella.

Ella le llena el alma y, a la vista está, que la pequeña disfruta de lo lindo de estás tardes en las que dan rienda suelta a todo su creatividad.

¿Para cuando una edición de padres e hijos de ‘Mira quién baila’? Ellos la ganaban ¡fijo! Además, tendrían enchufe con el jurado si Poty formara para de él.