Cate Blanchett y Tilda Swinton son dos mujeres fascinantes que saben jugar con su imagen. Y ganar.

Las dos actrices optaron por vestirse con un traje de aire masculino y, por supuesto, acertaron.

Katherine Hepburn se hubiera sentido orgullosa de ellas.

Lo fácil para Cate y para Tilda es acertar al vestirse.

Lo difícil nos toca a nosotros: elegir cuál de las dos nos gusta más.