El coronavirus está resultando una verdadera tragedia para aquellos que pierden a un ser querido. Además de la tristeza por el fallecimiento –que se produce en soledad por el aislamiento al que todos estamos obligados–, hay que sumar que están prohibidos los velatorios y las reuniones para dar el último adiós al finado.

Tras conocerse la muerte por coronavirus del marqués de Griñón, producida ayer viernes por la tarde, se ha sabido que su viuda, Esther Doña, también está contagiada y, como el resto de españoles, permanece recluida en casa por las medidas dictadas por el gobierno. La información, publicada por el diario ABC, añade que Esther Doña, 42 años más joven que el marqués de Griñón, se encuentra aislada en el piso que hace poco alquiló el matrimonio en el centro de Madrid.

Artículo relacionado

Hace un año, Carlos Falcó y Esther Doña protagonizaron un oscuro episodio tras el cual el marqués acabó pasando una noche en el calabozo. Una discusión muy grande fue el motivo por el cual Carlos Falcó fue detenido. Días después, aparecieron públicamente asegurando que todo se había tratado de un malentendido.

A algunos de los hijos del marqués de Griñón no les gustó nunca que su padre se casara con Esther Doña, una boda que tuvo lugar, pese a todo, en 2017. Era su cuarta esposa, ya que anteriormente, Carlos Falcó estuvo casado con Jeannine Girod, con quien tuvo a sus dos hijos mayores, Manuel y Xandra. Después, se casó con Isabel Preysler, matrimonio del que nació Tamara Falcó. Su tercera esposa fue Fátima de la Cierva, madre de sus dos hijos menores, Duarte y Aldara.