La pesadilla ha acabado para la familia de la joven Diana Quer, asesinada en el verano del 2016. José Enrique Abuín 'El Chicle' ha sido condenado por la Audiencia Provincial de A Coruña a prisión permanente revisable y 10 años de libertad vigilado por un delito de asesinato con alevosía, cometido para ocultar otro delito contra la libertad sexual de la joven madrileña.

Artículo relacionado

Este era el mayor deseo de la familia de Diana, expresado de forma reiterada por su padre,Juan Carlos Quer. Finalmente y a pesar del atenuante de confesión de El Chicle ha recibido la condena que ellos deseaban tras el brutal crimen. La primera en hablar de la sentencia ha sido la hermana de la joven asesinada, Valeria, que en sus redes sociales ha escrito que se "ha hecho justicia".

El Chicle tendrá que pagar una indemnización de 130.000 euros a cada uno de los padres de Diana Quer y 40.000 a su hermana Valeria, y se hará cargo de las costas del proceso judicial. Además, la Audiencia prohibe al acusado acercarse a la familia a una distancia inferior a 1.000 metros, así como la prohibición de comunicarse con ellos por cualquier medio durante la pena y hasta que transcurran diez años desde la conclusión.