La familia Saboya mantiene viva la esperanza de regresar al trono de Italia, una idea que parece casi imposible teniendo en cuenta que hace más de 75 años que Italia abolió la monarquía para convertirse en una república. Sin embargo, parece que el clan de Víctor Manuel de Saboya continúa luchando por este deseo.

Artículo relacionado

Así lo demostraba en 2019 el que fue el último rey de Italia con un detalle que tuvo por el 16 cumpleaños de su nieta Vittoria: la abolición de la ley sálica que podría convertir a la joven en la primera y nueva reina del país. "Fue el mejor regalo que podría haberme dado", declaraba Vittoria de Saboya este fin de semana según ha podido recoger The New York Times. "Italia no es un país demasiado progresista, pero ya aprenderán".

Vittoria de Saboya, nacida en Suecia en 2003, es la primera de las dos hijas que el príncipe de Venecia, Manuel Filiberto de Saboya, tuvo su mujer, la actriz francesa Clotilde Courau. En la actualidad, la joven vive en París y está muy ligada al mundo de la moda. Convertida en toda una influencer, muestra sus estilismos cada día a través de sus redes sociales.

Pero su padre insiste en la idea de convertirla en reina de Italia, un sueño que el citado medio aclara por activa y por pasiva que es imaginario. "Nunca se sabe", declaraba el domingo Manuel Filiberto de Saboya. Tal y como él mismo ha confesado, su plan es "abdicar" cuando al morir su padre herede la jefatura, con la intención de dejárselo todo a su hija mayor siempre y cuando él considere que "está preparada".

Por su parte, Vittoria es rotunda. "Yo no les hago ni caso", declaraba sobre las opiniones de sus detractores. Quizá nunca llegue a ser reina real, pero sí podría convertirse en reina de estilo, siguiendo los pasos de otras princesas de Europa como Carlota Casiraghi.