Las imágenes que la Casa Real de Suecia ha compartido este mismo miércoles nos hacen pensar en la princesa Elisabeth de Bélgica. La joven, que acaba de terminar su formación militar, ha servido de ejemplo a su generación convertida en una futura reina que, aún siendo mujer, ha seguido los pasos de su padre en el ejército. Sin embargo, ella no es la única, ni la primera.

Artículo relacionado

A sus 26 años, la princesa Victoria de Suecia abandonaba temporalmente las comodidades de su residencia palaciega para convertirse en una soldado y prepararse para servir al país en el extranjero en el cuartel de Swedint, Almnäs ( Södertälje). Se convertía así en la primera heredera de las nuevas generaciones de princesas que recibía formación castrense.

Victoria de Suecia se suma al ejercicio de la Guardia Nacional Gränsland de Rörbäcksnäs
Kungahuset

Son muchos los momentos que la hija de los reyes Carlos Gustavo y Silvia de Suecia ha compartido desde entonces con algunos de sus "compañeros" de formación. La hemos podido ver sosteniendo, por ejemplo, un lanzamisiles Robot 51, un arma capaz de destruir tanques. Imágenes que chocan mucho con otras en las que hemos podido ver a la heredera sueca ataviada con preciosos vestidos de gala y las tiaras más preciosas del joyero real.

Victoria de Suecia en un ejercicio de defensa local en Dalarna
Kungahuset

Este miércoles, la hermana de Magdalena de Suecia se ha sumado al ejercicio de la Guardia Nacional Gränsland de Rörbäcksnäs, en Sälenfjällen (Dalarna). La princesa ha sido invitada por el Mayor General Stefan Sandborg, Jefe de la Guardia Nacional Nacional, y ha acudido vestida con el uniforme reglamentario.

Durante este ejercicio, las unidades de la región militar central de las Fuerzas Armadas, principalmente del Batallón Dala, resuelven tareas durante ocho días en las áreas cercanas a la frontera con Noruega junto con las fuerzas de la Guardia Nacional de Noruega.

Victoria de Suecia en un ejercicio de defensa local en Dalarna
Kungahuset

Victoria de Suecia continúa siendo el mejor ejemplo para la nueva generación de royals de Europa, como Elisabeth de Bélgica, Amalia de Holanda, Ingrid Alexandra de Noruega o la princesa Leonor. De todas ellas, por el momento la única que ya ha completado su formación militar ha sido la hija de Felipe y Matilde de Bélgica, pero también es la única que ha cumplido la mayoría de edad.

Le siguen sus homólogas en Holanda y Noruega, quienes cumplirán 18 años próximamente, en diciembre y enero, respectivamente. Será entonces cuando sepamos el rumbo que las tomarán al terminar sus estudios, una decisión que no conoceremos en Leonor hasta dentro de dos años, cuando termine su formación académica en en el UWC Atlantic College de Gales, donde acaba de comenzar Bachillerato.

[Imágenes: Kungahuset]