Mientras Charlene de Mónaco continúa lejos del Principado recuperándose de sus complicados meses en Sudáfrica y de una posible desfiguración del rostro, tal y como ha asegurado Pilar Eyre, su lugar entre los Grimaldi está siendo bien custodiado por su familia. Sus hermanos, Gareth y Sean Wittstock, se han convertido en su mejor apoyo durante todo este tiempo, un consuelo que también ha encontrado en sus padres a pesar de la distancia.

Artículo recomendado

Gareth y Sean Wittstock, los dos grandes apoyos de Charlene de Mónaco en su peor crisis

Gareth y Sean Wittstock, los dos grandes apoyos de Charlene de Mónaco en su peor crisis

Los hermanos de la princesa, siempre alerta para defenderla, mantienen una relación cordial con el resto de la familia, siendo especialmente afines con Estefanía de Mónaco, la más rebelde del clan y con quien protagonizaron hace un año una estampa navideña juntos.

Alberto y Charlene de Mónaco, y Gareth Wittstock

Alberto y Charlene de Mónaco, junto a Gareth Wittstock, han acudido a la presentación del 'Torneo de Rugby Mónaco Sevens 2021' vestidos a juego.

La relación entre la menor de los Grimaldi y Gareth se ha afianzado con la ausencia de Charlene, especialmente con motivo del torneo de golf organizado por este cuya recaudación forma parte de los fondos que a su vez recauda la princesa Estefanía: la lucha contra el Sida y los proyectos solidarios.

El Wittstock vive en el Principado desde que la exnadadora contrajo matrimonio con el príncipe Alberto, hace ya diez años, una mudanza con la que se propuso "proteger" y velar por su hermana estando lo más cerca posible.

Gareth Wittstock
Gtres

A quien no se esperaba en el pasado Día Nacional de Mónaco era al tercero de los hermanos, Sean, quien abandonó su país natal para acompañar a los Grimaldi. Una señal más de que los Wittstock no van a permitir que Charlene pierda su lugar en el Principado.

Han sido muchos los gestos de ambos hermanos que indican que, a pesar de las diferencias, entre familias mantienen una relación más que cordial. A ello se le suma que, por respeto a los Grimaldi, Sean no tiene redes sociales y protege mucho su intimidad ante los medios de comunicación.

Jacques y Gabriella en el Día Nacional de Mónaco 2021
Gtres

A ellos se sumaba recientemente el padre de los Wittstock, declarando que Charlene se ha deshecho en este tiempo de las "personas tóxicas" de su vida, y entre ellas no estaban ni Estefanía ni Carolina, por supuesto. A la vista está que ambas se han desvivido en su ausencia cuidando de sus sobrinos y seguirán haciéndolo hasta el regreso de su cuñada.