Ya han llegado las vacaciones a la Casa Real danesa, y la familia de Federico y Mary de Dinamarca ha aprovechado, como cada año, para viajar a principios del mes de julio hasta Gråsten Slot, su residencia de verano, ubicada al sur de Dinamarca y muy próxima a la frontera con Alemania.

Artículo relacionado

Los príncipes y sus cuatro hijos, Cristián, Isabel y los mellizos Vicente y Josefina, permanecerán en su residencia estival hasta próximo aviso, pero de momento no han tenido suerte con el tiempo, por lo que no han podido visitar las playas de la costa danesa.

Sin embargo, las inclemencias climatológicas no están siendo impedimento para que los pequeños príncipes aprovechen sus vacaciones y se diviertan de lo lindo. Así fue que la familia al completo visitó el pasado lunes el curioso parque de atracciones de Legoland Billund, construido con más de 58.000.000 millones de bloques de lego. El espacio, que ofrece un sinfín de actividades para niños y no tan niños, proporcionó una jornada repleta de emociones y risas para la pareja real y sus hijos.

Federico de Dinamarca no dudó en inmortalizar algunas de las caras de felicidad que le brindaron sus pequeños, y así las compartió en la cuenta oficial de Instagram de la Familia Real de Dinamarca. Los mellizos, que pasaron un rato conduciendo los coches de lego, quisieron homenajear s su madre llevando la bandera de Australia en sus vehículos. Sin duda, toda una muestra de cariño hacia su progenitora que también disfrutó viendo a Vicente y Josefina en una estampa tan tierna como encantadora.