Parece que la eterna guerra entre Ernesto de Hannover y su hijo mayor, Ernesto Jr. podría llegar a su fin sin las mejores noticias del aún marido de la princesa Carolina. Tal y como ha dictado el Tribunal civil de Hannover, se ha desestimado la demanda por la devolución del castillo de Marienburg que Ernesto le reclamaba a su hijo judicialmente.

Artículo recomendado

Ernesto de Hannover y Claudia Stilianopoulos, enamorados de Madrid a punto de cumplir su primer año juntos

Ernesto de Hannover y Claudia Stilianopoulos, enamorados de Madrid a punto de cumplir su primer año juntos

Se trata de una de las propiedades más significativas de la Casa Hannover, y que Ernesto padre reclamaba a su hijo entre los cinco millones de euros. Tal y como se ha dictado, este patrimonio familiar continuará en manos de Ernesto Jr.

Ernesto de Hannover

Ernesto de Hannover permanece cumpliendo condena con libertad condicional en Salzburgo.

Gtres

Este patrimonio, recibido por el menor de los Hannover entre 2004 y 2007, se trataba de una herencia anticipada que quiso vender meses más tarde a la Administración por la cantidad simbólica de un euro. ¿El motivo? Los desorbitados costes de mantenimiento que requiere el castillo y que el joven no puede asumir. Una idea que hizo que su padre se enfadara y le pusiera una demanda con el objetivo de recuperar la propiedad.

Padre e hijo iniciaron así una guerra que han batallado durante años y en la que también se encuentra inmersa una empresa de Salzburgo, que acudió a los tribunales porque el príncipe alemán les había vendido sus activos. Esta sociedad ha continuado con el proceso judicial una vez Ernesto padre se retiró del caso. A finales del mes de marzo, la prensa alemana informaba de que Ernesto padre había vendido sus reclamaciones a la EAH BetriebsgmbH de Salzburgo, por lo que la demanda continuó hasta principios de julio, cuando el tribunal de Hannover se pronunciaba al respecto.

Ernesto de Hannover
Gtres

Esta decisión puede ser apelada hasta el próximo 1 de agosto, así que se espera que el príncipe alemán "contraataque" para reclamar las propiedades que quiere recuperar.

Un resultado que se suma a la opinión de los jueces que no consideran real la supuesta "grosera ingratitud" de Ernesto Jr. frente a su padre. Entre otras cosas, la expareja de Carolina de Mónaco acusó a su hijo de no visitarle ni siquiera estando enfermo, algo que ha sido explicado como incoherente debido a que por la situación de tensión vivida entre ellos "difícilmente podía esperar más visitas" de su hijo.