Este 20 de julio la Familia Real de Noruega está de celebración. El príncipe heredero Haakon cumple 47 años y ha aprovechado la fecha tan especial para protagonizar un avance del tradicional posado de verano que, como la mayoría de las Casas Reales de Europa, protagoniza cada año junto a Mette-Marit y sus dos hijos, Ingrid Alexandra (16 años) y Sverre Magnus (14 años).

Artículo relacionado

Tal y como es tradición para Mette-Marit y su familia, juntos celebrarán el cumpleaños de manera íntima preparando una tarta casera, entregándole sus regalos a Haakon y cantando diferentes canciones. Tampoco ha faltado la felicitación personal de su esposa, con un montaje de fotos que ha publicado en su cuenta oficial de Instagram. Lo harán desde la isla Dvergsøya, frente a la costa de Kristiansand, en el sur de Noruega, donde cada año pasan una parte del verano en su residencia de Vogts Villa.

Familia Real de Noruega

Aprovechando la fecha y sus días de vacaciones, la familia del hermano de la princesa Marta Luisa ha querido mostrar un adelanto del tradicional posado que cada año realizan durante el periodo estival con algunas fotografías en las que aparecen junto a sus dos mascotas en las inmediaciones de su residencia, desde donde puede verse el mar de fondo.

Haakon de Noruega

Además, la Casa Real ha publicado cuatro imágenes más, una de un muy sonriente cumpleañero, vestido con un sencillo polo blanco y unas bermudas color rosado; otra de la princesa Ingrid, quien ocupa el segundo puesto en la línea de sucesión al trono de Noruega, por detrás de su padre. Su posición, debido a las complicaciones de salud dentro la Casa Real, ha provocado que todos los ojos estén puestos en ella y que pese a su corta edad, cada año adquiera más protagonismo para con la Corona.

Ingrid Alexandra de Noruega

Y otras dos con Mette-Marit y el benjamín de la familia, Sverre Magnus como protagonistas. De todos ellos, únicamente la mujer del heredero se ha tomado la molestia de cambiar su estilismo. En el primero luce blusa con el clásico estampado marinero de rayas, minifalda vaporosa de color blanco y sandalias planas; y en el segundo opta por un vestido largo de color mostaza confeccionado en un tejido fluido de plumeti con escote en pico, decorado con minivolantes y bordados, y con movimiento en la falda.

Debido a la mala salud de su abuelo y la enfermedad que padece su madre -una fibrosis pulmonar diagnosticada en 2018-, la princesa Ingrid se ha convertido en una representante real precoz, que probablemente se adelante a Elisabeth de Bélgica, Amalia de Holanda o la princesa Leonor, compaginando sus estudios superiores con una agenda real cada vez más representativa. Su presencia ante los medios es cada vez más importante, mientras que su hermano permanece con una rutina menos expuesta a actos oficiales.

Mette-Marit

En Vogts Villa, tanto Mette-Marit como el resto de la familia disfrutan de la tranquilidad del lugar, tomando el sol, jugando, leyendo y realizando diferentes deportes acuáticos a los que el hijo de los reyes Harald y Sonia de Noruega es tan aficionado. Precisamente hace unos días la propia princesa compartía en sus redes sociales una imagen de su marido en el agua practicando una novedosa modalidad entre el surf y la vela.

Sommersjefen 🐠🐟🐬🐳

Una publicación compartida de H.K.H Mette-Marit (@crownprincessmm) el

No cabe duda de que estas vacaciones de verano serán diferentes también en la Casa Real de Noruega. Con motivo de la situación sanitaria y las restricciones en el tráfico aéreo, Haakon y su familia no tienen previsto escaparse unos días a las islas Baleares, tal y como hicieron justo hace un año. Fue entonces cuando pudimos ver a los príncipes herederos y a sus hijos, Ingrid Alexandra y Sverre Magnus, disfrutando con sus padres de diferentes actividades entre Ibiza y Formentera, así como conduciendo por la isla en un clásico Mehari.

[Imágenes: Det Norske Kongehuset / NTB Scanpix / Lise Åserud]