Después de dos años sin poder regresar a su país por la crisis sanitaria, Magdalena de Suecia vuelve a casa para pasar, como lo ha hecho siempre, sus vacaciones de verano en familia. La hija menor de los reyes Carlos Gustavo y Silvia ha volado desde Miami, Florida, junto a su esposo Chris O'Neill y sus tres hijos, Lenore, Nicolas y Adrienne.

Artículo recomendado

Magdalena de Suecia inicia sus vacaciones de verano en su país natal visitando un parque junto a Chris O´Neill y su hijo Nicolas

Magdalena de Suecia inicia sus vacaciones de verano en su país natal visitando un parque junto a Chris O´Neill y su hijo Nicolas

Pero la familia ha viajado por separado. En primer lugar llegaron Magdalena y sus dos hijas, y no fue hasta unos días más tarde cuando pudieron reunirse por completo, con Chris y el príncipe de la familia, que padeció dolor de oídos, lo que le impidió volar junto a su madre y hermanas.

Magdalena de Suecia y Chris O'Neil

Magdalena de Suecia con un elegante vestido azul con volantes de Zimmermann que ha combinado con un bolso de mano de Valentino.

Gtres

Fue entonces cuando pudimos ver al pequeño Nicolas protagonizar una visita para inaugurar el parque de atracciones que le regaló la localidad de Västernorrland por su bautizo, y que prácticamente coincidió con su 7º cumpleaños. Desde entonces, la familia está disfrutando del verano en Suecia en una residencia de excepción: la casa de Carlos Felipe y Sofia de Suecia.

Como es tradición, la Familia Real sueca suele pasar el verano en el Palacio de Solliden, situado en la isla de Öland, la mayor del país. Se trata de una propiedad que mandó construir la reina Victoria, abuela paterna de Magdalena, para convertirla en una excepcional residencia de verano de tres plantas rodeada de impresionantes jardines.

Familia Real de Suecia
Gtres

Mientras que los príncipes Victoria y Daniel de Suecia disponen de su propia casa de veraneo cerca de Solliden, Villa Skönvik, para las familias de los príncipes Carlos Felipe y Magdalena la Casa Real ha decidido que pueden compartir residencia durante las vacaciones.

Magdalena y su familia se han instalado en la llamada El Cavalier, la casa para invitados que se construyó en las inmediaciones de Solliden en 1902. Una residencia amplia que consta de 500 metros cuadrados y dos cocinas. Los tres hermanos y sus familias podrán compartir, así, los inmensos jardines de Palacio, donde seguro que los pequeños del clan se lo pasan en grande jugando todos juntos.