A finales del mes de junio la Casa Real de Noruega recibía otro duro golpe que se suma a las tragedias que están viviendo en los últimos meses. A la pérdida de Ari Behn, quien fue marido de la princesa Marta Luisa y padre de sus tres hijas, se le sumaba el fallecimiento de una persona muy especial para Mette-Marit.

Artículo relacionado

Se trataba de Magnar Alfred Fjeldvær, pareja de su madre, Marit Tjessem, desde hace casi diez años, que fallecía el pasado día 15 de junio a los 83 años de edad. La noticia era confirmada por la familia a través de un obituario, sin aclarar las causas de la muerte.

Mette-Marit
Gtres

Unos días más tarde, concretamente el 29 de junio, se realizaba la ceremonia para despedir al fallecido en el municipio de Kristiansand. Ni Mette-Marit ni Haakon faltaron a la cita, acompañando a Marit Tjessem en todo momento. La princesa estuvo además rodeada de otros familiares y amigos de la familia, sin embargo, no hubo más presencia de la Casa Real noruega.

Allí mismo Magnar Alfred Fjeldvær fue enterrado ante las tristes miradas de todos los asistentes. Entre ellos, Mette-Marit, quien no se quitó unas oscuras gafas de sol para evitar que su conmoción fuera visible. Al concluir el acto, se realizó el tradicional pésame con el objetivo de que los presentes pudieran transmitir sus condolencias tanto a la madre de la princesa como a su familia.