Después de conseguir reducir su condena de tres años de prisión a diez meses en libertad condicional - indemnizar a sus trabajadores y la imposibilidad de regresar a su finca durante este periodo- y de permanecer "desaparecido" desde hace cuatro meses, volvemos a tener noticias Ernesto de Hannover.

Artículo relacionado

El aún marido de la princesa Carolina se ha internado en un centro de salud para corregir su adicción al alcohol, pero no lo ha hecho en una clínica cualquiera. Se trata de Vivamayr, ubicada en Altaussee (Austria), donde espera recuperar el equilibrio en su vida y poner fin a la intensa guerra que desde hace años tiene con su hijo mayor.

Ernesto de Hannover

Ernesto de Hannover permanece cumpliendo condena con libertad condicional en Salzburgo.

Gtres

La información viene dada por la revista alemana Bunte, que asegura que Ernesto de Hannover ha ingresado hace varios días en este lujoso centro al que acuden modelos y actrices de todas partes del mundo, y en el que no faltan las mejores comodidades para sus residentes.

A pesar de que podría considerarse prácticamente un auténtico hotel de lujo, lo cierto es que el jefe de la Casa Hannover debe cumplir tanto un horario estricto como unas pautas marcadas para todos los ingresados. Entre ellas, levantarse a las 6:30h para comenzar el día con una bebida depurativa, además de diferentes ejercicios y terapias para lograr el equilibrio físico y mental.

Ernesto de Hannover
Gtres

Con un precio aproximado de 5.000 euros semanales, Vivamayr se ha convertido en lugar de peregrinación para los rostros más conocidos del mundo del cine y la música, como diferentes miembros de los Rolling Stones, Karlie Kloss o Rebel Wilson, entre muchos otros.

Ha sido el propio príncipe de Hannover el que ha querido desvelar su paradero a través de una entrevista concedida a una periodista alemana que comparte alojamiento con Ernesto. A pesar de que ha sido reacio a hablar de sus problemas, parece que con esta mujer ha congeniado y se ha abierto para asegurar que, además de para deshacerse el alcohol, también ha acudido para ganar peso. "la mayoría de la gente está aquí para adelgazar, yo estoy aquí para lo contrario. Estoy más delgado que nadie, pero tengo que construir músculo", confesó.