En unas horas dará comienzo la que es una de las citas favoritas de Charlene de Mónaco. La princesa, conocida por no ser amiga de los eventos ni los compromisos públicos, nunca falta ni a la Gala de la Cruz Roja ni a la Gala por la Salud del Planeta, pero este año está siendo muy diferente -y complicado- para ella.

Artículo relacionado

Para esta última, que tiene lugar la noche de este jueves 23 de septiembre, Charlene no ha querido mantenerse al margen enviando un críptico mensaje que ha dejado a sus seguidores con mucha incertidumbre. "Como yo nací del océano, así el océano nació de mí. Les presento un fragmento de ambos". Unas palabras que ha publicado a través de sus redes sociales y que ha borrado para luego volver a compartir.

Se trata de un vídeo en el que, además de este enigmático mensaje, la princesa aparece con la tiara Ocean, su favorita, una exclusiva pieza de joyería engastada con 1200 piedras preciosas y que recibió como regalo del príncipe Alberto por su boda. Con ella, Charlene se siente muy unida al mar y recuerda su pasión por el agua como exnadadora profesional.

A pesar de su ausencia, los príncipes Alberto y Charlene mantienen una lucha constante por parecer unidos. Como último golpe sobre la mesa, la sudafricana se ha convertido en la vicepresidenta de la Cruz Roja, institución que su marido preside desde 1982 y que guarda una estrecha y muy especial relación con el Principado y la familia Grimaldi. Lejos pero cerca, ella se prepara para su esperado regreso que parece que será más tarde que pronto.