Siguen siendo tiempos complicados para Charlene de Mónaco. La princesa, que se alejaba de los compromisos institucionales y la vida pública en noviembre del año pasado, permanece de retiro curativo en una exclusiva clínica de Suiza para aliviar las dolencias y el cansancio ocasionados tras muchos meses lejos de casa.

Artículo recomendado

Tras echarle un pulso a Charlene, Nicole Coste revela los detalles más desconocidos de su vida

Tras echarle un pulso a Charlene, Nicole Coste revela los detalles más desconocidos de su vida

Pero no hay descanso para ella. Durante todo este tiempo fuera del Principado y en contrapartida a la preocupación general de los monegascos por su regreso, la mujer de Alberto de Mónaco está recibiendo inesperados ataques en forma de declaraciones, gestos públicos e incluso imágenes a través de las redes sociales.

Nicole Coste y Alberto de Mónaco
Gtres

Fue Nicole Coste, expareja del príncipe monegasco, la que abrió la veda el pasado verano con unas declaraciones en las que atacaba sin piedad a Charlene. "He vivido cosas que me han alertado e impactado", explicó en una entrevista en exclusiva para la revista Paris Match. Entre ellos, que Charlene "cambió a mi hijo de habitación, aprovechando la ausencia de su padre y lo instaló en el ala de los empleados", gesto por el cual reconocía "no encontrar palabras" dejando en evidencia las formas de la princesa con el también hijo del príncipe Alberto.

Nicole Coste

Nicole Coste a su llegada a la catedral del Principado.

Gtres

Por si fuera poco, la exazafata ha comenzado a aumentar su presencia en el Principado, repitiendo sus ataques en diferentes ocasiones y, a pesar de que el Alberto ha reconocido que las declaraciones de su exareja no le han gustado nada, se tomó la confianza de invitarla a las celebraciones por Santa Devota, patrona del Principado y una de las citas favoritas de Charlene. La invitación causó mucho descontento entre los ciudadanos monegascos y se convirtió en un nuevo "feo" para la sudafricana, en esta ocasión más grave aún ya que venía por parte de su marido.

Alberto y Carolina de Mónaco y Sharon Stone
Gtres

Pero no fue el único. Durante el pasado mes de febrero, con motivo de la Gala por la Salud del Planeta, una de las citas más emotivas y especiales de Mónaco, los príncipes Alberto y Carolina no dudaron en "sustituir" a Charlene por Sharon Stone, con quien se mostraron muy cómplices. La actriz estadounidense se convirtió en la estrella de la noche, y repitió protagonismo unos días más tarde, del brazo del soberano monegasco, acudiendo juntos al estreno en Mónaco de la nueva película de James Bond.

Jazmin Grace Grimaldi
Instagram JazminGraceGrimaldi

Jazmin Grace también ha aprovechado la ausencia de Charlene para darle un "zasca" a través de las redes sociales. La hija de Alberto de Mónaco quiso reivindicar su lugar en la familia tuneando el christmas navideño que de la princesa publicó desde su retiro en Suiza. Al retrato de Charlene, Alberto y los mellizos Jacques y Gabriella, Jazmin añadió una foto en la que aparecían ella y su hermano Alexandre.

Simona Tagli
Instagram Simona Tagli

La última persona en sumarse a esta lista de "feos" que Charlene está sufriendo desde Suiza ha sido Simona Tagli. La playmate y presentadora italiana, que mantuvo una relación con Alberto de Mónaco, realizaba recientemente unas llamativas declaraciones en una entrevista enfocada principalmente en la princesa a la cadena alemana RTL, a la vez que publicaba por San Valentín una imagen suya con el monegasco recordando su pasado romance.

"Me irritó mucho que Charlene se quedara en Sudáfrica el año pasado y no viera a sus hijos. No se le permitió tomar un avión por razones de salud; pero bueno, como madre, yo habría nadado o tomado un bote", explicó invitando a cuestionar la decisión de la princesa y sus doctores de quedarse más tiempo en su país natal.