Máxima de Holanda vuelve a su agenda oficial, tal y como ya lo han hecho otras royals de Europa como Mary de Dinamarca o Matilde de Bélgica, dos semanas después de que salieran a la luz unas fotografías de sus vacaciones que causaron polémica entre los ciudadanos de los Países Bajos al no cumplir la distancia de seguridad ni usar mascarillas.

Artículo relacionado

Tras las disculpas del rey Guillermo y su esposa, Máxima ha realizado su primera aparición pública retomando su agenda oficial. Lo hacía este jueves co una visita a un centro de mayores de Rotterdam con un conjunto blanco que resaltaba su moreno y con el que volvía a deslumbrar una vez más.

Máxima de Holanda
Gtres

El estilismo, firmado por Zara y reciclado de su armario, constaba de unos pantalones blancos rectos -que pudimos ver en el posado de bienvenida de verano junto a toda su familia-, y una blusa sin mangas y con el cuello alto que ha lucido en varias ocasiones durante el confinamiento. Para rematar el este total white look, la reina de los holandeses ha optado por unos salones y una cartera en tono nude, además de un chal blanco con el que resaltaba aún más el moreno de su piel y las joyas que ha escogido para la ocasión.

Como amante de las piezas en tamaño XXL, Máxima aparecía este jueves unos pendientes que atesora en su joyero desde antes de su boda, formados por una perla rodeada de una cadena de anillos. Los combinaba con un llamativo broche de perlas y brillantes con aros dorados que ha rescatado de aquellos días en los que aún era princesa de Orange

Máxima de Holanda
Gtres

La mujer del rey Guillermo tiene por delante una agenda de lo más intensa. El próximo 15 de septiembre, tendrá lugar el Prinsjesdag (o Día del Príncipe), la solemne ceremonia en la que el rey pronuncia su discurso en el parlamento y en la que su consorte, sentada junto a él en el trono del Binnehof, viste sus mejores galas. Una nueva ocasión para que veamos a Máxima deslumbrar tal y como lo hizo el año pasado.