Este domingo 17 de abril Charlene de Mónaco daba la sorpresa más esperada: su reaparición después de semanas sin tener noticias suyas. Y lo hacía de la mejor manera posible: en unas idílicas imágenes protagonizadas junto a su esposo, el príncipe Alberto, y sus dos hijos, Jacques y Gabriella.

Artículo recomendado

Charlene de Mónaco por fin reaparece junto a Alberto y sus hijos en el posado más familiar

Charlene de Mónaco por fin reaparece junto a Alberto y sus hijos en el posado más familiar

A pesar de que los bonitos jardines en los que realizaron este posado podrían ser del mismo Palacio monegasco, todo apunta a que Alberto y su familia han realizado estas fotografías en Roc Agel, el palacio de verano de los Grimaldi en el que Charlene se ha refugiado desde su regreso a Mónaco. Se trata de un enclave muy especial para la familia ubicado en la ciudad de Peille y con vistas al Principado, donde puede mantenerse alejada de los medios, "continuando su convalecencia" más tranquila. Fue aquí donde pasó el confinamiento junto al príncipe Alberto y sus dos hijos.

Alberto, Charlene, Jacques y Gabriella de Mónaco
Palais Princier de Monaco

A pesar de las conjeturas, el Principado no ha dado pistas sobre el paradero de los príncipes y sus hijos en estas imágenes. Tampoco se ha querido dar más explicación que la felicitación de Pascua que la familia quería realizar a propósito de las fotografías. Tres instantáneas en las que padres e hijos aparecen de lo más conjuntados y armoniosos, quizá tanto que podría resultar hasta forzado.

De entre los tonos claros y campestres de los cuatro estilismos destaca el vestido de Charlene, de la firma Céline, y el nuevo peinado que luce, muy diferente al último rapado que tanto sorprendió al mundo entero. La sudafricana ha optado por un corte garçón, muy favorecedor a su fisonomía. A diferencia de otras ocasiones, la princesa mantiene así todo el cabello cortado en la misma longitud y más rubio que hace unos meses.

Alberto, Charlene, Jacques y Gabriella de Mónaco
Palais Princier de Monaco

Otro dato curioso sobre este posado es la cita que desde el Principado se ha escogido para la reaparición (al menos en una imagen) d Charlene: las fiestas de Pascua, una cita que ella misma nunca se pierde y que cada año ha compartido a través de sus redes sociales. Hace precisamente un año y sin desvelar tampoco su paradero, la exnadadora compartía un momento familiar pintando huevos de Pascua.

En 2020, Charlene optó por compartir varias imágenes de los mellizos Jacques y Gabriella realizando diferentes tareas de jardinería entre conejitos y huevos de colores. Fue durante el confinamiento, precisamente en la citada residencia de verano de los Grimaldi.

Alberto, Charlene, Jacques y Gabriella de Mónaco
Palais Princier de Monaco

No cabe duda de que las fotografías de la familia monegasca buscan ofrecer una imagen de serenidad y paz en el matrimonio entre Alberto y Charlene. Una estampa que, sin embargo, se sabe que no se ha realizado el mismo día que ha sido publicada, ya que Alberto y los mellizos no han estado junto a Charlene este fin de semana.

Queda esperar nuevas noticias de la princesa para conocer cuándo se incorporará realmente a su vida pública y retomará sus compromisos institucionales. Una gran incógnita que lleva meses sobrevolando el Principado.