No están siendo tiempos fáciles para la Casa Real de Noruega. Desde el último ingreso del rey Harald -el pasado 25 de septiembre-, el soberano de 83 años permanece inactivo, aunque ya en casa, por un periodo superior al que se anunciaba en el momento del alta hospitalaria.

Artículo relacionado

La situación ha provocado que su hijo, el príncipe Haakon, asuma la regencia y haya hecho historia el pasado 2 de septiembre en la Apertura del Parlamento, conocida como Storting. En esta cita, una de las más importantes del año para la Corona, acudía junto a la reina Sonia para comunicar los planes del Gobierno para el próximo año.

Haakon y Sonia de Noruega

A pesar de que ya se había anunciado este cambio de roles por el reposo que se le ha aconsejado al rey Harald, sí estaba previsto que reanudara su agenda este lunes 5 de octubre, algo que no ha ocurrido. Si bien, la Casa Real ha querido evitar preocupaciones, mostrándose durante el ingreso hospitalario muy tranquila, parece que ahora sí que hay motivos para creer que el soberano está peor de lo que se muestra.

La preocupación aumentaba el pasado viernes cuando, sin poder evitarlo, la reina Sonia mostraba sus lágrimas durante la Apertura del Parlamento. No será hasta el jueves, al menos de momento, cuando volvamos a ver a Harald en acción, acompañado además de su hijo, quien cada día cobra más protagonismo para con la Corona, anunciando discretamente que se acercan cambios en la Familia Real de Noruega.