Este 14 de marzo va a ser un día muy emotivo para Mónaco, sobre todo para el príncipe Alberto, que cumple 64 años. Se trata de una fecha muy celebrada en el Principado y que este año, sin embargo, ha estado a punto de estar marcado por la gran ausencia de su mujer, la princesa Charlene. Finalmente, la princesa sí estará junto a su marido y sus hijos en este día tan significativo para la familia y para su pequeño país.

Artículo recomendado

Alberto de Mónaco habla del esperado regreso de Charlene de Mónaco al Principado

Alberto de Mónaco habla del esperado regreso de Charlene de Mónaco al Principado

El soberano ha permanecido solo desde el pasado mes de noviembre, cuando su esposa regresaba por fin de Sudáfrica pero, días más tarde, volvía a marcharse a un retiro curativo a Suiza. Alberto ha estado al frente, no solo del Principado, sino también de su familia, atendiendo como nunca antes a los mellizos Jacques y Gabriella. Los pequeños, que cumplieron siete años en diciembre, son los que más han estado sufriendo la ausencia de su madre, por lo que su progenitor se ha esforzado en complacerlos tanto en casa como en los varios compromisos públicos a los que se los ha llevado con él.

Alberto de Mónaco
Palais Princier de Monaco

Pero no era suficiente. Jacques y Gabriella echaban mucho de menos a su madre, y a pesar de las múltiples atenciones también por parte de sus tías, las princesas Carolina y Estefanía, necesitaban estar junto a ella, tal y como han hecho desde que nacieron. Al dar a luz en diciembre de 2014, Charlene reducía drásticamente su agenda justificando que quería dedicarse a su hijos al máximo, y así ha continuado desde entonces.

Alberto, Jacques y Gabriella de Mónaco
Palais Princier de Monaco

El cumpleaños del príncipe Alberto era, sin duda, el momento perfecto para la vuelta de Charlene de Mónaco. Justamente ayer sábado el Principado dio por fin noticias sobre su regreso, una información con la que se pudo conocer por fin tanto el estado de salud como los planes de la princesa, que permanecía lejos de casa desde hace más de un año, sin contar las escasas horas de su aterrizaje en Mónaco para marcharse de nuevo a Suiza.

La última vez que Alberto y sus hijos pudieron reunirse con ella fue durante las Navidades, al menos así lo indicaron los medios del Principado.

[Imágenes: Palais Princier de Monaco]