Lleva semanas apostando por estilismos de lo más neutros y discretos, pero una vez anunciada la noticia de que será madre la próxima primavera, parece que Sofia de Suecia se vuelve a apuntar a las notas de color en su vestuario. La mujer del príncipe Felipe es muy asidua al color negro, y en sus últimas apariciones se ha dejado ver con un jersey de cuello vuelto con el que conseguía un look total black de lo más sencillo.

Artículo relacionado

¿El objetivo? Parecía que era ocultar su ya crecida "tripita" de embarazada, sin embargo, este miércoles la princesa ha vuelto a apostar por esta fórmula -después de cumplir la cuarentena por su positivo por covid.19- para recibir junto a su marido los tradicionales árboles de Navidad que cada año inundan de magia el Palacio Real de Estocolmo.

Carlos Felipe y Sofia de Suecia

Carlos Felipe y Sofia de Suecia reciben los tradicionales árboles de Navidad que adornarán el Palacio Real de Estocolmo durante las fiestas.

Kungahuset

La pareja dio la bienvenida a los estudiantes del programa de silvicultura de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas que desde la década de los 60 elige cada año al "abeto rey" y hace entrega de varios ejemplares para la Casa Real.

Con vestido de punto y cuello vuelto, medias tupidas y botas de tacón ancho por encima de la rodilla Sofia se convertía en una futura mamá de lo más discreta si no llega a ser por la prenda más llamativa de su look: un abrigo de cuadros grandes en rojo y azul klein, perfecto para levantar cualquier día gris y conseguir un estilismo de lo más divertido.

Su melena al viento y un rostro de lo más dulce confirman que a la cuñada de Victoria y Magdalena le sienta mejor que bien el embarazo. Tal y como se ha confirmado desde la Casa Real, los pequeños Alexander y Gabriel tendrán un hermanito (o hermanita) a finales del mes de marzo o principios de abril, convirtiendo así al clan de Carlos Felipe en una preciosa familia numerosa.

[Imágenes: Kungahuset]