Sofia de Suecia se convertía el pasado mes de marzo en toda una heroína. La mujer del príncipe Carlos Felipe decidía unirse al equipo de enfermería del hospital Sophiahemmet como personal de apoyo después completar un curso intensivo de tres días dirigido al reciclaje del personal parado de las aerolíneas SAS, una formación con la que se entrenaba a conciencia para llevar a cabo su nueva labor en la lucha contra el covid-19.

Artículo relacionado

La labor de la princesa ha sido muy aclamada por el pueblo sueco, y más aún cuando tras las vacaciones de verano regresaba al hospital del que es presidenta honoraria para compaginar su labor de ayuda en el centro médico con su agenda institucional, una decisión por la nuera del rey Carlos Gustavo ha sido premiada.

Sofía de Suecia

Como presidenta honoraria del hospital Sophiahemmet, la princesa Sofía se unía en marzo al equipo de enfermería contra el covid-19.

Gtres

"Nos parece importante prestar atención a las personas que han causado una impresión en el público y han contribuido a mitigar el progreso de la pandemia. SAR la Princesa Sofia es nuestro icono real que eligió ponerse la bata blanca y trabajar en medio del epicentro de la pandemia de covid-19. Se fortaleció en Sofiahemmet y se informó al pueblo sueco de la gravedad de la pandemia. Ha sido elogiada en todo el mundo por sus contribuciones contra el coronavirus", explica la organización organizadora del certamen, la agencia de marketing Consid.

Artículo relacionado

En concreto, la princesa Sofia optaba a una nueva categoría, la del premio Héroe del Covid 2020, un reconocimiento que podría resultar algo exagerado teniendo en cuenta que en todo momento desde la Casa Real se explicó que "no tendría contacto directo con pacientes contagiados por coronavirus". Motivo de más para que las redes sociales se "incendiaran" en el momento de la decisión en contra de su nominación.

Otros se preguntan si esto es solo una estrategia de relaciones públicas de la empresa de marketing. Después de todo, la victoria de una mujer tan reconocida atrae más atención en todo el mundo que la de un ganador de un premio desconocido. Sea como sea, Sofía no lo ha tenido fácil. Se enfrentaba a prestigiosos personajes como Anders Tegnell, epidemiólogo responsable de los pasos que se han seguido en Suecia para hacer frente a la pandemia; o Emma Frans, otra epidemióloga muy conocida reconocida en el país.

Al fin y al cabo, ella solo "quiere hacer su contribución durante la crisis", dijo la gerente de información Margareta Thorgren al comienzo de su labor asistencial. Y este compromiso es definitivamente digno de agradecer.