Con gran parte de la monarquía europea atendiendo la ceremonia de conmemoración del fin del Holocausto en Polonia, Estocolmo celebraba una de las noches más conmemorativas del país: la Sports Gala, una cita muy esperadas por los profesionales del deporte y a la que nunca faltan los miembros de la familia Bernadotte.

Artículo relacionado

Mientras la heredera al trono sueco representaba a su país en el 75º aniversario del fin de uno de los capítulos más negros de la historia reciente del viejo continente, los príncipes Carlos Felipe y Sofía tomaron el relevo para acudir a la gala deportiva acompañados de Daniel de Suecia. Muy bien escoltada, la princesa acudía con un look reciclado con el que hacía un claro guiño a una de las royals que más titulares está acaparando durante los últimas semanas.

Sofía de Suecia
Gtres

Sofía Hellqvist acudía al Globe Arena de la capital nórdica vestida de verde botella con un modelo largo de corte sirena con cola y cuello halter firmado por la diseñadora sueca Ida Lanto, una de sus favoritas. Se trata de una elección que la princesa ya había lucido en los Premios Polar de 2018, y con el que hace un homenaje a uno de los dos vestidos que Meghan Markle lució el día de su boda, de Stella McCartney, muy similar en corte y forma.

Harry y Meghan
Gtres

La esposa de Carlos Felipe de Suecia ha combinado su estilismo con unos pendientes XL de estilo étnico de Gas Bijoux con plumas en tono mostaza que acaparaban todo el protagonismo gracias a la cola alta de caballo con la que optó por recoger su cabello. Un contraste de tonos con el vestido perfecto para aportar color al look completo.

Sofía de Suecia vuelve a demostrar un cambio en su estilo que cada año le sienta mejor. La responsable de este trabajo es Tina Tornqvist, la misma estilista que se encarga de las elecciones de Victoria de Suecia desde hace más de diez años. Fue su cuñada la que le recomendó asesorarse con su ayudante, una propuesta con la que la imagen de la mujer de Carlos Felipe dio un giro de 180º. Además de proponerle que se aclarara el cabello, consiguió que la princesa suavizara su maquillaje y optara por modelos más discretos y neutros.