Fue la publicación de la biografía sobre la princesa de Gales, Diana in private: The princess nobody knows (Diana en privado: la princesa que nadie conoce) -desaprobada por la misma Diana- la que provocó un punto de inflexión en la carrera profesional de la escritora Lady Colin Campbell, convertida hoy en día en toda una celebridad en Reino Unido.

Artículo relacionado

Desde entonces, la británica es considerada una de las mayores expertas en la Casa Real, por lo que sus opiniones e informaciones siempre suponen una fuerte influencia social. Así, durante el verano de 2020 salía a la luz Meghan and Harry: The real story(Meghan y Harry: la historia real), que tampoco contó con el permiso de los duques de Sussex.

Harry y Meghan

En línea con las opiniones anteriores -y posteriores- de Lady Colin Campbell, la publicación no fue nada amable con la pareja. Una posición que mantiene a día de hoy en su canal de YouTube, en el que se ha permitido el lujo de desvelar una de las incógnitas más comentadas de la polémica entrevista del príncipe Harry y Meghan Markle con Oprah Winfrey.

Tal y como comentaron los duques de Sussex a la exitosa presentadora, Meghan Markle sufrió comentarios machistas durante su periodo en Reino Unido mientras estaba embarazada de Archie. Unas declaraciones que no revelaron la identidad de quien las hizo, y por las cuales la reina Isabel II se vio obligada a emitir un comunicado asegurando que el caso sería investigado. Por su parte, el príncipe Guillermo también quiso pronunciarse. "No somos una familia racista", afirmó ante la prensa.

Princesa Ana
Gtres

Ahora, Lady Colin Campbell ha afirmado a través de su canal la identidad de quién realizó estos comentarios hirientes. "Sé quién es. Hace tiempo que sé quién es", señalando a la princesa Ana, reacia desde el primer momento a la relación entre Harry y Meghan. "Es mala para nosotros, es mala para el país, es mala para este trabajo", señala Lady Colin.

Tal y como ella misma explica, su información es real y proviene de un miembro cercano a la Familia Real, aclarando finalmente que la princesa Ana no es racista y que solo estaba preocupada por la capacidad de Meghan de dejar de lado su ambición al unirse a la Corona británica. Los duques de Sussex "convirtieron todo en una cuestión de racismo, mientras que las críticas se centraron en las diferencias culturales de la duquesa", ha asegurado la escritora.