Fue el 25 de julio de 2015 cuando unos jóvenes Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo se daban el "sí, quiero" en una ceremonia civil en los jardines del palacio Grimaldi, de Mónaco y que supuso la consagración de la periodista y exmodelo italiana como la estrella más brillante de las nuevas generaciones de los Grimaldi.

Artículo recomendado

Beatrice Borromeo, de nuevo ejemplo de estilo con vestido camisero en el desfile de Dior de París

Beatrice Borromeo, de nuevo ejemplo de estilo con vestido camisero en el desfile de Dior de París

Días más tarde llegaba la boda religiosa. Concretamente el 1 de agosto, que tuvo lugar en un enclave 100 % Borromeo: un islote llamado San Giovanni ubicado en el lago Maggiore, propiedad de la familia de la novia, una de las casas nobiliarias con más títulos (y fortuna) de Italia.

Pierre Casiraghi y Beatrice Borromeo
Gtres

De esta manera, este lunes 25 de julio se han cumplido siete años de la boda civil del segundo hijo de la princesa Carolina de Mónaco y la que era, por entonces, su novia desde hacía años. Todo este tiempo después, la pareja se ha mantenido tan unida como siempre, formando una hermosa familia junto a sus hijos Stefano y Francesco, de 5 y 4 años.

Para celebrar esta ocasión tan especial, Pierre y su mujer no han dudado en volver a uno de sus lugares favoritos para pasar unos días de verano: la exclusiva y bella localidad francesa de Saint-Tropez.

Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi
Gtres

Allí, no cabe duda, la pareja navegará junto a un grupo de amigos y disfrutará de los paisajes más hermosos de su costa. Verán atardeceres, disfrutarán de la compañía y tendrán tiempo para estar a solas y celebrar esta fecha tan especial para ellos en alguno de los mejores restaurantes del lugar.

Como cada año, Pierre y Beatrice tendrán unas vacaciones tranquilas y alejados de los medios todo lo que sea posible. Junto a ellos, sus dos hijos con los que, pos supuesto, también compartirán parte de este aniversario de bodas.