Alberto de Mónaco, de 63 años, y Charlene, de 43, siempre han mantenido un matrimonio extraño entre los dos. Las diferencias, no solo de edad, sino de pasado, gustos y aficiones, así como de maneras de pensar y vivir su vida les han mantenido en la distancia en muchos momentos de su relación.

Artículo relacionado

Pero está siendo ahora cuando, con la princesa en Sudáfrica desde hace meses, esta lejanía tanto física como emocional está llenando más titulares que nunca, apuntando a diferentes causas de la que parece la mayor crisis en su matrimonio. En todo este tiempo, Alberto de Mónaco apenas ha viajado hasta el continente africano para visitar a su esposa que a causa de una infección severa no puede regresar al Principado.

Alberto y Charlene de Mónaco
Gtres

Mientras Charlene se empeña en enviar mensajes de amor a su familia, asegurando lo mucho que echa de menos a su esposo y a los mellizos Jacques y Gabriella, a miles de kilómetros el soberano no ha dejado su vida ni institucional ni personal, asistiendo incluso a un baile en Mónaco con su expareja, Nicole Coste, y el hijo que tiene en común, Alexandre Grimaldi-Coste, por su mayoría de edad.

En unas recientes declaraciones de la exazafata, aprovechando que la princesa se encontraba lejos de Mónaco, Charlene no salió nada bien parada. "Se ha vuelto imposible que Alberto vea a su hijo desde que se casó con esa mujer". Por su culpa, "he vivido cosas que me han alertado e impactado", confesaba.

Nicole Coste y Alberto de Mónaco
Gtres

De poco han servido las imágenes compartidas por Charlene a través de sus redes sociales mostrando cómo besaba a su marido en su visita a Sudáfrica. Unas sospechas de que algo no va bien y se trata de fotografías muy forzadas, que se suman a los rumores de que la exnadadora está buscando una casa para comprar en Johannesburgo, lo que le permitiría pasar más tiempo en su país natal.

Bien es sabido que Charlene nunca se ha sentido cómoda con su papel en Mónaco, y que ella quería ser "una princesa a su manera". Por el momento, a pesar de las declaraciones de su esposo que indicaban que regresaría en octubre, parece no tiene planes de volver, tal y como informa Expressen.