La Eurocopa está reavivando la pasión futbolera de las Casas Reales de Europa, y han sido muchos los royals que han querido movilizarse para animar a sus equipos. Entre ellos, anoche rivalizaban Dinamarca e Inglaterra en la segunda semifinal, con sus respectivos príncipes a la cabeza.

Artículo relacionado

Así fue en el estadio de Wembley, en Londres, después de la jornada en la que España se ha quedado a las puertas de la final contra Italia. Ha sido un encuentro de lo más reñido que tanto Federico, Mary y Christian de Dinamarca como el príncipe Guillermo no se han querido perder desde las gradas.

Guillermo de Inglaterra
Gtres

Finalmente, el partido acabó con la victoria inglesa, por lo que el equipo del príncipe Guillermo tendrá que verse las caras con Italia el próximo domingo 11 de julio. El marido de Kate Middleton también acudió con su mujer la semana pasada a otro encuentro, cuando aprovecharon para llevarse al pequeño George con ellos.

En cuanto a la Familia Real de Dinamarca, todos han seguido muy de cerca cada encuentro de su equipo, rematando su pasión con la asistencia del príncipe Federico de Dinamarca con su mujer, Mary, y su hijo Christian. "¡Acabamos de llegar a Wembley! Estar unidos nos ha traído hasta aquí, y demostremos que no nos vamos a casa, tenemos que seguir adelante", comunicaban a través de sus redes sociales.

Federico, Mary y Christian de Dinamarca
Gtres

Ataviados con las bufandas con los colores de su equipo, Federico se une a su hermano Joaquín quien, desde Francia, también ha animado a Dinamarca en todos los encuentros. Ni él ni su familia -Marie y los pequeños Henrik y Athena- han querido perderse estas citas deportivas en las que se han mostrado más forofos que nunca con su país.